Podemos construir un Chile más justo

Columnas y Artículos

Cuando en 1990 Patricio Aylwin lanzó su lamentable frase: "Verdad y la Justicia en la medida de lo posible", estaba declarando de manera cruda y desnuda cual sería la esencia de su gobierno y la forma de democracia que se impondría al pueblo a Chile, para superar la dictadura militar a partir de los acuerdos tomados en 1988 entre el gobierno dictatorial de Pinochet, la derecha y la naciente Concertación -la parte de la oposición de ese momento, que aceptaba el diseño de la dictadura, compuesto por la Democracia Cristiana, Partido Radical, PPD, Partido Socialista.

Es justo considerar que en esa época, una parte mayoritaria de la población creyó en la opción política de la oposición que aceptó las condiciones que ponían la derecha y la dictadura, apoyándola y dando origen a los veinte años seguidos de gobiernos de la Concertación.

Esta forma de democracia y el sistema económico neoliberal, que trae aparejado, fue diseñado e implantado por la fuerza, por la dictadura y sectores de derecha, legalizado a través de la actual Constitución, aceptada y consolidada por los sectores políticos indicados más arriba y es el origen de la desigualdad e injusticia imperante en nuestro país, de la falta de derechos sociales, de la depredación del medio ambiente, de que se favorezca de manera abusiva a las grandes empresas y a las grandes fortunas en desmedro de la mayoría de la población.

Lo comentado puede parecer algo extemporáneo, sin embargo, es muy importante tenerlo en cuenta hoy ya que el actual momento político es extraordinariamente parecido al del término de la dictadura militar y los actores políticos esencialmente los mismos.

Hace pocos días se ha completado la inscripción de listas de candidatos a Concejales, Alcaldes y lo más importante de candidatos a Constituyentes.

Los sectores políticos que se presentan son:

Por un lado sectores que no quieren realizar los cambios políticos sociales y económicos que la ciudadanía quiere y que ha demandado de manera más clara y aguda desde el estallido social del 18 de Octubre; la derecha que desde siempre a representado al gran empresariado, a la élite económica y social dueña de nuestro país, y a los partidos de la ex Concertación los mismos que de una u otra forma han estado en el poder, conformando la llamada "clase política" que se han acomodado en el poder y sostenido el actual estado de cosas, disfrazándose de centro izquierda para conseguir el voto popular.

Por otro lado están los sectores que han estado luchando por justicia e igualdad, por cambios transformadores que permitan construir en nuestro país una sociedad más justa, me refiero a los sectores de izquierda, Frente Amplio, Partido Comunista, FRVS, entre los más visibles -aunque no los únicos-.

Hay un tercer actor, difícil de definir en general, son los independientes, que se benefician del descrédito que el actual estado de cosas ha dejado caer sobre los partidos políticos, sin distinguir si avalan el sistema como está, si han luchado de manera decidida por cambiarlo o si están implicados o no en actos de corrupción o su conducta ha sido intachable. Respecto de los independientes hay que decir que los hay cercanos a todos los sectores políticos y también de todas las cataduras respecto de su conducta política y moral. Lo más complejo con los independientes es predecir cuál será su conducta y su desempeño en los cargos si son elegidos y si representarán lo que sus electores esperan.

Las elecciones de 2021 son importantes, van a definir de manera relevante nuestro futuro por al menos los próximos 30 años. Es bueno recordar nuestra historia, desde fines de los 80 los chilenos aceptaron una "Justicia en la medida de lo posible" que en realidad era en la medida de lo que el gran empresariado y la elite política permitiera, y eligieron a la Concertación que administró y profundizó el sistema neoliberal permitiendo los negociados empresariales y el abuso en desmedro de los intereses de la mayoría de la población.

Esperamos que nuestro pueblo tenga la claridad necesaria para elegir en esta ocasión a quienes verdaderamente están por realizar cambios de fondo en nuestro sistema político y social de modo que las personas efectivamente tengan, como esperan, una buena vida más justa y más digna.

¡Podemos Construir un Chile más Justo!

Gabriel Rojas Oyarce
Contador Público y Auditor
Candidato a alcalde de la comuna de San Fernando