Siete causas vistas por ministros suspendidos fueron anuladas

Policial
Tipo de Letra

El pleno de la Corte de Apelaciones de Rancagua decidió ayer miércoles anular la vista de siete causas en que integraron el acuerdo los ministros suspendidos de sus funciones Emilio Elgueta, Marcelo Vásquez y Marcelo Albornoz.

Según el acta de pleno, se anularon las siguientes vistas de causas y deberán repetirse los alegatos en cinco causas en que dos o tres de los ministros suspendidos participaron en el acuerdo y en que participó uno de los ministros suspendidos, pero que no hubo acuerdo del resto de los integrantes.

En tanto se informó que una de las causas quedó en estudio, sin haberse llegado a acuerdo.

Asimismo el pleno de la Corte de Apelaciones de Rancagua determinó que no se anularán cinco vistas de causas en que participó uno de los ministros suspendidos, ya que el acuerdo se logró con el voto de la mayoría de los restantes integrantes.

El presidente (s) de la Corte de Apelaciones de Rancagua, Ricardo Pairacán dijo que tras revisar las causas se resolvió que siete procesos, seis de ellos civiles y uno del Juzgado de Policía Local en que habían intervenido los ministros suspendidos se determinó la anulación de la vista y se dispuso que se debiera realizar una nueva audiencia que permitiera a las partes hacer valer sus derechos e intereses ya sea a través de alegatos o en la forma que ellos estimaran pertinente.

El ministro sostuvo que esto obedece a que no existían acuerdos en los procesos por varios motivos y que fueron vistas por la sala respectiva y se encontraban pendientes de fallo. "Entonces el fallo no se va a dictar porque se anuló la vista", argumentó.

Respecto a las causas ya falladas y con sentencia, dijo que se le va a pedir a las partes a que lo consulten con sus abogados, existe un recurso extraordinario que es de la Corte Suprema en que se podría revisar un proceso, donde tendrán que verificar si están dentro de los plazos que establece la ley para poder ser revisarlos./

 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS