En prisión preventiva quedó imputado por muerte de concejal

Policial
Tipo de Letra

El Tribunal de Garantía de la comuna de Peumo decretó este martes la medida cautelar de prisión preventiva para el sujeto que figura como el único implicado en la muerte del concejal de Pichidegua, Tulio Rojas Lizama, asesinado el sábado pasado con elementos cortantes y contundentes bajo el puente Codao.

En la audiencia que se extendió por más de una hora, el imputado fue formalizado por el delito de robo con homicidio y trasladado a la Cárcel de Rancagua. El plazo para el término de la investigación fue fijado en 120 días.

En la investigación realizada por peritos de la Brigada de Homicidios y del Laboratorio de Criminalística de la PDI regional se logró establecer finalmente que el móvil del crimen habría sido el robo y que las especias sustraídas al concejal, entre ellas un anillo, fueron reducidas por el homicida y recuperadas por los detectives.

Asimismo, en la diligencia que fue coordinada con el fiscal Claudio Riobó, se pudo aclarar también que la autoridad era amigo del asesino y que la tarde en que sucedieron los hechos ambos se habían concertado por reunirse en un sector de la comuna de Pichidegua, para posteriormente dirigirse al puente Codao.

Para ultimar al concejal, el sujeto lo habría atacado en el cráneo con un elemento contundente asociado a una piedra y posteriormente con un arma cortante lo agredió en distintas partes del cuerpo. No se descarta que el imputado haya actuado bajo el efecto de las drogas.

Dentro de la investigación, la brigada especializada encontró al interior del vehículo del concejal un papel en el que supuestamente la autoridad escribió el nombre del imputado como el autor del horrendo crimen. Para el fiscal que lleva adelante la investigación, esa es una de las pruebas más contundentes que existen para culpar al detenido, ello sumado a las especies que habría robado a la víctima y que luego fueron vendidas a un tercero. En la investigación la PDI logró recuperar una joya sustraída al concejal y que habría sido vendida en 100 mil pesos al sujeto que fue detenido por receptación.

Por su parte, la defensa del imputado, sostuvo que la línea investigativa que lleva adelante el Ministerio Público es errónea, sosteniendo que su representado es absolutamente inocente de los hechos por los cuales está siendo acusado. Agregó que espera que en el desarrollo del proceso, la acusación que recaeo sobre su cliente, pueda ser revertida.