La importancia de realizarse el autoexamen mamario

Noticias

A través de la autoexploración, la mujer puede palpar sus senos en busca de cambios o problemas en el tejido mamario.

El cáncer de mamas es la primera causa de muerte de la mujer en Chile. La prevención es fundamental y detectar a tiempo cobra real importancia. Dentro de la prevención podemos nombrar actividades como la realización de la mamografía anual sobre los 40 años, la toma de ecografía mamaria cuando está indicada por la mamografía y el autoexamen mamario.

Respecto a lo anterior, la matrona del Hospital de Litueche, Ana María Rivera, explica que "El autoexamen mamario permite conocer de mejor forma nuestras mamas y detectar la presencia de masa, anomalías, cambios o hundimientos de la piel o secreción a través del pezón".

Asimismo, la matrona agrega que "Si se advierte algún cambio en las mamas, se puede consultar con la matrona o médico al respecto. Si bien la mayoría de los cambios que se detectan en las mamas durante un autoexamen para conocer el estado de las mamas tiene causas benignas, algunos cambios pueden indicar algo grave, como cáncer de mama".

Referente a los riesgos, la profesional indica que este tipo de examen de reconocimiento de las mamas es una manera segura de familiarizarse con el aspecto y la sensación normal de las mamas. Sin embargo, hay algunas limitaciones y riesgos que hay que considerar, señalando que "La ansiedad causada por el hallazgo de un bulto en las mamas, aunque muchas veces no son cancerosos. Incluso así, encontrar algo sospechoso en las mamas puede volver ansiosa a la mujer acerca de lo que pueda significar. Si se descubre un bulto sospechoso, se debe complementar con prueba de diagnóstico por imágenes, como una mamografía de diagnóstico o una ecografía de mama, o un procedimiento para extraer tejido de la mama para su examen (biopsia)".

Finalmente, la profesional, enfatiza que "Un autoexamen mamario no sustituye a un examen mamario realizado por un médico o matrona (examen de mama clínico) o una mamografía para la detección. El autoexamen de mamas para familiarizarte con las mamas puede complementar los análisis para detección de cáncer de mama, pero no los puede reemplazar.

Algunos consejos generales:

* Utilizar las yemas de los dedos: Para el examen, usar las yemas de los tres dedos del medio, no las puntas de los dedos. Si tiene dificultad para palpar con la yema de los dedos, utilizar otra parte de la mano que sea más sensible, por ejemplo, la palma o el dorso de los dedos.

* Utilizar diferentes niveles de presión. El objetivo es sentir diferentes profundidades de las mamas al emplear niveles de presión distintos para palpar todo el tejido mamario. Aplicar presión ligera para palpar el tejido más próximo a la piel, presión media para palpar un poco más profundo y presión firme para palpar el tejido más próximo al tórax y a las costillas.

* Tomarse el tiempo necesario: Podría necesitar varios minutos para examinar con cuidado las mamas.

* Siga un patrón: Utilizar una técnica metódica para garantizar que se ha examinado la mama completa. Por ejemplo, imaginar el cuadrante de un reloj sobre las mamas o las porciones de un pastel. Comenzar cerca del esternón y examinar esa sección moviendo los dedos hacia el pezón. Luego mover los dedos hacia la próxima zona.

¿Cuándo consultar?

Programar una consulta con la matrona o médico si se encuentra:

* Un bulto o nódulo duro cerca de la axila
* Cambios en la forma en que se ven o se sienten las mamas, incluidos un engrosamiento o una pesadez notable, diferentes al tejido circundante
* Hoyuelos, arrugas, protuberancias o crestas en la piel de la mama
* Un cambio reciente en el pezón: se retrae (invierte) en lugar de sobresalir
* Enrojecimiento, sensación de calor, hinchazón o dolor
* Picazón, escamas, llagas o erupciones
* Secreción sanguinolenta del pezón.