APRUEBO O RECHAZO: ¿Por qué está en cuestionamiento la actual Constitución de la República de Chile?

Columnas y Artículos

Sin ánimo de provocar escozor ciudadano, sería conveniente tener claro el contexto histórico en la cual se desarrolló o se llevó a cabo nuestra actual Constitución que data de 1980.

En nuestra historia hemos tenido una decena de Constituciones, siendo numerosas en el proceso de Independencia y en la organización de la República en la primera parte del siglo XIX, sin embargo, a lo largo del siglo XX solo tuvimos dos, la de 1925 bajo el Gobierno de Arturo Alessandri Palma, necesaria porque Chile políticamente estaba cambiando, ya no era el mismo, se tenía por primera vez un presidente de "clase media", se buscaba poner término al sistema político Parlamentario y dar paso a un sistema presidencialista, y a fines del siglo y bajo un gobierno de facto se realizará un nuevo cambio de Constitución. ¿Qué circunstancias rodearon tal acontecimiento constitucional?, lo resumiré y tal vez se logre entender el clamor de un sector importante de la clase política, y de manera transversal y además la voz ciudadana.

El 11 de septiembre de 1980 se realiza el plebiscito nacional, cuyos fines eran a) establecer una nueva Constitución y reemplazar la de 1925 y b) aprobar o legitimar a Augusto Pinochet como Presidente de Chile hasta marzo de 1989. Pero este proceso plebiscitario no estuvo exento de cuestionamientos, es más, sufrió muchas irregularidades como por ejemplo 1) No existían registros electorales, personas que votaron en más de una ocasión el mismo día, 2) No había ley electoral que regulara el proceso cívico constitucional 3) Se censuró a la prensa opositora 4) No se permitió apoderados de mesa el día de la votación 5) no se realizó el escrutinio público, lo que permitió que según testigos permitieron modificar la votación y dar como resultado definitivo un 67 % de aprobación para tener una nueva Carta Magna y la permanencia en el poder de Augusto Pinochet, ahora como Presidente de la República.

En 1990, Chile recupera la democracia y la soberanía del pueblo, mediante elecciones presidenciales vota por un nuevo Presidente Patricio Aylwin, de aquí en adelante se lucha por modificar la actual Constitución porque había sido creada en dictadura con rasgos antidemocráticos, como por ejemplo Senadores designados, inamovilidad de los Comandantes en Jefe y otras tantas más. Con el transcurso del tiempo se hace insostenible que Chile tenga una Carta Fundamental tan antidemocrática y en el año 2005 se realizan un total de 56 reformas a la Constitución, entre ellas el voto voluntario, en cuestionamiento hoy en día, reducción del período presidencial de 6 a 4 años etc.

La Constitución de 1980 tiene decenas de modificaciones, pregunta ¿resiste más modificaciones o es momento de una nueva Carta Fundamental? La ciudadanía este 26 de Abril tiene la palabra.

Roberto Villagra Mella
Profesor de Historia y Formación Cívica