Eco

Columnas y Artículos

"¿Por qué (...) permaneceremos frías espectadoras del drama político-religioso que ha principiado a representarse en la Cámara de Diputados (...)? Nos habéis declarado inhábiles para elegir a los representantes de la nación (...) Nos habéis escluido de los congresos (...) Pero no habéis sellado nuestros labios, ni podéis sellarlos, I HABLAREMOS. Tenemos derecho a escribir, I ESCRIBIREMOS". Tenemos derecho a hacer, I HAREMOS. "Sí, vamos a defender las instituciones amagadas, los derechos religiosos violados, el decoro de la patria mancillada". (El Eco de las Señoras de Santiago, 1865)

Hoy en día sabemos de sobra en Chile, que nos encontramos ad-portas de uno de los procesos más importantes dentro de nuestra historia política. Un proceso constituyente que fue ratificado el 25 de octubre de 2020, cuando las urnas revelaron a través del sufragio el triunfo del Apruebo, es decir, la necesidad de una nueva Constitución la cual será redactada por una Convención Constituyente. Las demandas que serán incorporadas son variadas, sin embargo, el concepto de "paridad" ha sido enarbolado como clave dentro del accionar chileno que se avecina. "Queremos una constitución que reconozca los derechos de las mujeres en un nivel central, donde la igualdad sea un valor efectivo, no solo declarativo", menciona Sara Campos en su columna publicada en El Mostrador el día 23 de octubre de 2020.

Considerando este contexto y el que se ha venido gestando y armando con el paso del tiempo, es que han surgido nuevos escenarios, nuevas resignificaciones como un eco profundo y latente que nos invitan no solo a resaltar, si no que a visibilizar diversos "personajes" claves de nuestra historia: las mujeres. Anónimas desde algún punto de vista, pero no por ello menos importantes. En este plano, variados autores y autoras se han encargado de reconstruir las historias de diversas mujeres a nivel nacional e internacional, con la finalidad de reconocerlas, pero más aún, de devolverles el espacio que les corresponde como un acto de reivindicación desde una perspectiva de igualdad con los hombres. Pero, ¿qué sucede hoy con lo local? ¿Qué sucede con aquellas vecinas, madres, pobladoras, obreras y comerciantes que aportaron, construyeron, formaron y dedicaron sus vidas a la formación y construcción de la ciudad? ¿Dónde quedan los esfuerzos de los coterráneos que se han dedicado a desentrañar las historias escondidas detrás de los habitantes que día a día caminan por las calles de nuestra ciudad? San Fernando, capital de la provincia de Colchagua, está repleta de estas historias, las cuales han ido desenredándose gracias a los esfuerzos de historiadores locales tales como Víctor León Donoso o Cristian Urzúa Aburto, quienes han aportado con sus estudios a fomentar el conocimiento de la Comarca de ensueños y, sobre todo han visibilizado y contribuido a la identidad desde sus percepciones y áreas de interés.

Junto con ello, comienzan a evidenciarse historias de vida de diversas mujeres de San Fernando, historias que habían permanecido ocultas, y que hoy merecen ser contadas. Es momento de visibilizar a Ana María Morales de Albornoz, dueña de Nicunlauta; Agustina Gutiérrez Salazar, primera profesora de dibujo del país; Amelia Rosa Muñoz Feliú, primera profesora de inglés de Chile; Adoración Marañón Sánchez, propulsora de la Gota de Leche en San Fernando; Silvia Costa Espinoza, profesora primaria de la Escuela n°2 y regidora de la comuna; Regina Royo Cabrera, pedagoga, poetisa y fundadora del Colegio Hans Christian Andersen; Ximena Flores Peñaloza, actriz y fundadora de La Matriz Arte y Cultura; Lucy Bava Laplace, comunicadora y fundadora de la Radio Trigal FM; Thelma Alicia Gálvez Pérez, reina de la primavera en los años 50, autora de varios trabajos y ex directora del Instituto Nacional de Estadísticas; Karen Fuentes Núñez, fotógrafa, gestora cultural y miembro de la directiva creativa de la Agrupación de Artistas Locales de San Fernando. Mujeres del ayer y del hoy. Historias fascinantes con ingredientes locales, únicos y apasionantes. La lista es larga e incluso interminable, pues sigue ampliándose cada vez más, no sólo gracias a libros y archivos, sino que también gracias a los relatos de los propios familiares o conocidos, enriqueciendo aún más el proceso investigativo. Poner en valor, rescatar y difundir las historias de vida de estas mujeres resulta fundamental para comprender la formación de la ciudad y más aún, resultan esenciales para el proceso constituyente que se nos avecina. Reconocerlas y reconocernos en paridad, nos sitúa dentro de una de las diversas aristas de la ciudad que la hacen ser lo que es hoy en día.

"Te quiero como a ninguna,
mi patria chica,
con tus calles abiertas
con tus plazas desiertas y dormidas...
Donde las hojas caen tan amarillas
se pierden ya tus pasos de anciana y niña.
Junto al Antivero estas tendida
con mucho sol
viento vieja gavilla...
Te quiero como a nadie,
mi patria chica,
tus calles son el libro de mi vida..."

(Mi Patria Chica, Poema de Regina Royo Cabrera, en Presencia de San Fernando, 1989)

Investigación que se enmarca en el proyecto "Mujeres de la Comarca" de la historiadora sanfernandina Melissa Bravo Jorquera. Cualquier información, datos, testimonios y/o fotografías, escribir a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
De antemano se agradece cualquier tipo de información y/o ayuda.