Pan para hoy, seguridad social mañana

Columnas y Artículos

Desde el 18 de octubre, chile despertó. La frase no son 30 pesos sino 30 años, resume las múltiples razones del estallido. Durante 30 años privatizaron y precarizaron la vida, y el sistema de seguridad social no fue la excepción.

No es el 10%, es el modelo de (in) seguridad social que queremos y necesitamos cambiar. Un modelo regulado por el DL 3.500, que la coordinadora NO +AFP está en campaña para su derogación.

El miércoles 15 de julio, ha sido otro día histórico, pues la presión social logró correr el cerco de lo posible y fisurar la defensa a ultranza del modelo de mercado, ese que basa en la capitalización individual y la especulación en la bolsa de valores nuestras pensiones. El 90% de los afiliados al sistema tiene menos de 30 millones en sus cuentas de ahorro individuales. (datos superintendencia). Para que se haga una idea, si usted de jubila con 50 millones, tendría una pensión de $200.000, bajo el sueldo mínimo y si son solo 2 personas en su hogar bajo la línea de la pobreza. Por supuesto que esto también está ligado con la precariedad del mercado laboral: el 72% de las y los asalariados gana menos de $500.000.

Las AFP destinan solo el 30% de los fondos acumulados al pago de pensiones. El restante 70% se usa para lo que realmente fueron creadas: inyectar nuestra plata ese que proviene del ahorro forzoso, a financiar los grandes grupos económicos. Nuestros ahorros están en poder de los bancos, del retail, que nos presta nuestro mismo dinero a intereses usureros. Digámalos con claridad: una especie de estafa piramidal, como los quesitos mágicos.

Previo a la votación, 15 empresarios (todos hombres), publicaron una carta en el mercurio para defender sus privilegios. En esa carta no había NINGUNA referencia ni empatía con los más necesitados, aquellas y aquellos que somos los más vulnerables a esta crisis. Entre los firmantes, Rafael Cumsille, representante del comercio detallista, de los pequeños comerciantes. Inexplicable. ¿se sentirá el pequeño comerciante representado, defendiendo los intereses de los grandes grupos económicos?

Los grupos económicos movieron toda su capacidad de Lobby y dinero, para impedir que la cámara aprobara esta reforma constitucional. El patético espectáculo del diputado Diego Schalper intentando sobornar a parlamentarios de chile vamos para cambiar su voto, explica porque la existencia de la bancada de los súper ricos, esos parlamentarios que están en el congreso cuyas campañas fueron financiadas por la oligarquía para defender sus intereses. Javier Macaya y Ramón Barros, el de los circos en campaña, votaron en contra de la gente que dicen representar.

El gobierno y su política de hiper focalización de los recursos, siempre llega tarde y mal. Las medidas del IFE solo cubren al 33% de la población y su desesperado plan para la clase media, fue más de los mismo: dejaba fuera a todos los que ganan de $499.000 para abajo, o sea al 72% de las y los asalariados del país.

El proyecto pasa al senado donde debe seguir un trámite similar a la cámara, es decir, la comisión de constitución y luego a sala para su aprobación o rechazo. De ser aprobado en general, vuelve a la comisión para ver las indicaciones en particular y después ser votado con esas indicaciones.

¿Plazos? Depende de la voluntad política. Si quieren lo pueden hacer rápido o dilatar, por eso la presión social es importante, para seguir empujando las transformaciones sociales.-

Alejandro Herrera