Jorge Albornoz Cerda (El Coki): El Legado de un deportista de excepción o el pago de Chile?

Artículos
Tipo de Letra

El reciente domingo 6 de octubre, a las 15:35 horas en la sala de Medicina del Hospital San Juan de Dios de San Fernando, dejó de existir el destacado futbolista Jorge Segundo Albornoz Cerda, más conocido como "El Coki". Oriundo de esta ciudad, criado y malcriado en la Población Emergencia; conocido por esas ironías de la vida como "El Barrio Alto", junto a la Población Santa Elena y la Cardenal Caro.
Nació el año 1944: hijo de Ernestina Cerda Ibáñez y Enrique Albornoz Moraga; hermano de Juan, Elcira, Luis, Raúl y Mario; padre de Jorge Antonio, Maritza, Ariel, Beatriz y Jorge Enrique fallecido en un accidente el año 1988; trabajó desde el año 1968 en la empresa Maggi; baleado por un militar por la espalda un 21 de diciembre de 1975, frente a la casa de Los Mansilla; despedido de Maggi, en la primera corta de trabajadores a fines del año 1981; comenzó como lateral derecho en el recordado "Vanguardia Unida"; fue campeón con Guadalupe en el Campeonato de Los Barrios en el mítico Estadio Valderrama, en la ocasión dejó su puesto de central para ponerse la 9, y hacerle 4 goles al Paco Román, quien lo persiguió por la cancha para pegarle, pasados los años fueron muy buenos amigos y donde Román lo veía le ofrecía llevarlo gratis en su colectivo, el día que Jorge el hijo de Coki recibió un llamado telefónico urgente desde el Hospital, éste paró el primer colectivo en la población San Hernán, y por esas coincidencias de la vida, el chofer era Román, Jorge le dijo lléveme urgente al hospital mi padre está grave, quién es tu padre pregunto Román, El Coki Albornoz dijo Jorge, al detenerse el colectivo frente al cementerio, Román dijo esto me puso mal y rompió a llorar; entrenó en Everton a comienzos de los años 60 cuando trabajaba pintando casas en el cerro Achupallas, terminó el trabajo y se devolvió con los amigos a San Fernando; un hermano del Pollo Moreno que jugaba en Ferrobadminton lo llevó a probarse a Unión Española, quedó el Coki no el Pollo, por un mes fue a Santiago a entrenar con su bolso a cuestas, confirmando la regla del provinciano, se sintió solo y no fue más; campeón con Club Deportivo Maggi, teniendo como compañeros a Fernando Espósito ("Estrella" se decían hasta su muerte), Teto Guajardo, Fernando Amaya, El Tulo Duarte, por mencionar algunos, con El Huaso Ríos conformó una dupla de temer, Ríos de 8 y El Coki de 9, con El Cuki Droguet también, El Coki le decía "Mono"; campeón con El Real San Martín; jugó también en Antivero y San Martín; está en el Cuadro de Honor del Club Macaya; jugó en Chépica y en Nancagua, ese año apareció en la revista Gol y Gol como el mejor 6 de la Sexta Región; vinieron a buscarlo del Audax Italiano a su casa; El Guatón Ernesto Soto lo llevó a parchar a los mineros de Rancagua; jugó campeonatos y amistosos con el equipo del Nano Ávila; hizo un gol similar al de René Higuitas, "El Escorpión" en los campeonatos de la Bomba; jugó por Colchagua pero sin contrato, cuando Aquiles Cornejo y El Polo Maturana le ofrecieron 1200 escudos, él pidió 2000 y se retiraba de Maggi, el trato no prosperó; un día Ormeño Ruiseñor estaba afuera de su negocio, lo vio pasar y lo llamó, y le dijo a Jorge Toro: "Te presento a Raúl Sánchez;" fue seleccionado de San Fernando en múltiples oportunidades, tuvo como compañeros a Rino Arbea, El Cachila Pavez, El Negro Jorge Aguirre, etc. Como entrenador a Sergio Olmedo, una vez definieron con Pichilemu, aquí ganó San Fernando, allá antes de los 15 minutos San Fernando tenía un jugador expulsado sin motivo aparente, aguantaron el empate, clasificaron a la siguiente ronda, el entrenador de Pichilemu llevó al Coki al camarín para que sus jugadores lo felicitaran, El Coki esa vez jugó de 3 y no dejó pasar a nadie; El Coki jugó casi en todos los puestos: de 2, 3,4, 5, 6, 7, 8, 9, 10 y 11, incluso en una oportunidad Sergio Olmedo en un entrenamiento de la Selección lo ubicó en el arco y voló de palo en palo, tienes condiciones para arquero le dijo éste, al Coki no le gustaba este puesto; El coki nunca recibió un homenaje en vida, no fue jugador profesional porque él no quiso, pero tenía talento y condiciones para regalar; falleció un día domingo, fue sepultado el lunes y despedido por casi un centenar de personas, muchos no se enteraron, asistieron compañeros de Maggi, amigos del barrio, deportistas, escritores y familiares; cantó Vicente García, hizo una breve semblanza de él su hijo Jorge, en nombre de los escritores contaron sus anécdotas, Luis Faundez Roa (Lufaro) y Robinson Álvarez Cubillos que lloró al finalizar su relato, Pedro Flores, entre lágrimas, pidió un aplauso para el gran amigo y deportista; los presentes tuvieron la oportunidad de mirar por última vez el rostro del Coki, llorar y despedirse; se cerró el ataúd, lo subieron al 5° nivel, le colocaron las flores, los deudos y los presentes salieron lentamente, en el preciso momento que el reloj marcaba las seis y ya se cerraba el cementerio./


EPITAFIO

"ESTOY EN LAS CANCHAS DE FÚTBOL, CON LOS MENDIGOS Y LOS PERROS, Y EN LAS PLAZAS ALIMENTANDO A LAS PALOMAS".

Jorge Albornoz Figueroa
Hijo
Poeta, Gestor Cultural
Presidente Centro de Extensión
Cultural LibreArte
De San Fernando