Corrida familiar fomentó la paz y el deporte en Rancagua

Deportes
Tipo de Letra

Asistentes disfrutaron de la vida saludable y se concientizaron respecto a la importancia de practicar la unión y la armonía en momentos difíciles como los que han sucedido en Rancagua y el país.

Una especial instancia de amor, hermandad y deporte vivieron quienes el domingo pasado participaron en la Primera Corrida Familiar por la Paz, que tuvo como punto de encuentro la cancha n°2 del Complejo Municipal Patricio Mekis.

El evento nació de la Iglesia Pentecostal de la Trinidad, Ipetri, con el fin de promover la unión, la paz y la buena convivencia ante el estallido social que ha vivido Rancagua y el país, recibiendo a personas de todas las edades, pero sobre todo familias, adultos mayores y niños.

"Para nosotros es una alegría inmensa porque se logró el propósito, por la cantidad de personas que llegaron, porque el municipio creyó en nuestro proyecto, por la ayuda de la corporación. Diría que este acontecimiento es único o uno de los muy pocos que se han realizado con el lema de la paz, y sabemos que en la ciudad y el país se puede lograr, trabajando en comunidad y llegando a acuerdos", dijo Roberto, integrante del equipo organizador.

Asimismo, el gerente de la Corporación Municipal de Deportes de Rancagua, Arturo Lucares, indicó que "Como corporación, no podíamos dejar de colaborar en una actividad organizada por personas que no sólo desean promover la paz, la hermandad y la unión, sino que también integrar a la comunidad a la actividad física y la vida saludable, entendiendo que son factores fundamentales para sentirse bien tanto física como mentalmente".

"Uno de los objetivos del municipio es aportar con instancias que mejoren la calidad de vida de los rancagüinos, es por eso que la gestión del alcalde Eduardo Soto se enfoca en generar espacios de participación, así como también conocer las ideas de la comunidad y colaborar con las organizaciones que deseen realizar eventos deportivos que contribuyen a las personas", agregó.

Quienes dijeron sí a esta cruzada, participaron en las distancias de 2 y 5k, destacándola como una actividad enriquecedora, pues conjugó los valores, la superación personal -al tomar la asistencia como un desafío- y la integración de las personas a un todo, más allá de si tienen o no conocimientos o experiencia deportiva.

"Me motivó a estar acá mi amor por Jesús, ayudar al país en momentos difíciles y decirle a las personas que sí podemos vivir en paz. Vino más gente de lo esperado y eso demuestra que somos muchos lo que queremos una ciudad que pueda vivir, trabajar y recorrer las calles en paz", expresó Solange Jorquera, una de tantos jóvenes que participaron en la actividad.

Los adultos mayores también se hicieron presentes, como el caso de Rosa Verdejo, quien por primera vez participa en una corrida. "Ojalá que siempre se realice este tipo de actividades, porque son muy lindas y alegres, además estuvo muy bien organizado, salió todo hermoso. Me encantó ver niños, familias, jóvenes. Realmente, felicito al municipio, a la corporación, por apoyar actividades que alimentan el corazón de las personas".

En la distancia 5k, la corrida premió a Javier Arriaza (1°), Nicolás Arriaza (2°) y Pablo Díaz (3°). En 2k, los ganadores fueron Fernando Urzúa (1°); Dib Donado (2°) y Néstor Cáceres (3°). Además, al finalizar, los asistentes concursaron en un sorteo de premios, disfrutaron de stands de frutas e hidratación y participaron en un show en vivo junto a la destacada banda cristiana Rockalipsis./