Sidebar

Menú

Vuelco en parricidio frustrado de un hombre en Santa Cruz

Policial

Se apuntaba a la pareja de la víctima como la autora del hecho, pero la PDI habría establecido que un hijo de la mujer sería el agresor.

El jueves pasado, a solicitud del fiscal de turno, detectives de la Brigada de Homicidios (BH) Rancagua, se trasladaron hasta el Hospital de Santa Cruz, teniendo como propósito investigar las circunstancias en las cuales había ingresado a aquel recinto asistencial un hombre de 26 años, quien presentaba múltiples heridas cortantes en su cuerpo, las cuales lo mantenían en riesgo vital.

De acuerdo a los antecedentes recabados por la BH Rancagua, la víctima presentaba seis lesiones de tipo cortante en su espalda, abdomen y tórax, las que por su gravedad determinaron que el personal médico decidiera intervenirlo quirúrgicamente y traslado hasta el Hospital Regional Rancagua para salvarle la vida.

La información inicial señalaba que la víctima habría sostenido una discusión con su pareja -12 años mayor que él-, la cual habría iniciado en el interior de la vivienda que compartían y habría finalizado en el exterior de la propiedad, cuando la mujer lo habría agredido con un arma cortante, motivo por el cual habría sido detenida por personal de Carabineros.

Sin embargo, tras las múltiples diligencias llevadas a cabo por la Brigada de Homicidios Rancagua, en conjunto con peritos del Laboratorio de Criminalística Regional y detectives especialistas en recolección de evidencias, se estableció que la mujer habría estado encubriendo a un hijo de 19 años, quien sería el verdadero autor de las agresiones sufridas por la víctima.

Los antecedentes recopilados por la PDI fueron entregados al fiscal de la causa, quien gestionó ante el tribunal de garantía correspondiente, una orden de detención en contra del imputado, la cual fue ejecutada por la BH Rancagua en horas de esta madrugada, lo que permitió poner al joven a disposición del Juzgado de Garantía de Santa Cruz, por el delito de homicidio frustrado.