Graneros triunfa en Campeonato de Boccias

Deportes
Tipo de Letra

En el marco de un certamen regional, donde la disciplina, coordinada por el Servicio de Salud O´Higgins, implica innumerables beneficios para las personas con discapacidad.

Como una herramienta terapéutica para lograr una mayor inclusión para personas con discapacidad, se ha convertido la práctica del juego de boccias, que cada año logra mayores adeptos. Este programa, coordinado por el Servicio de Salud O´Higgins, se enmarca bajo el enfoque de promoción de salud y constituye una base relevante en la rehabilitación de las personas, a través de la práctica deportiva, la que este fin de semana tuvo su broche de oro con la final regional, jugada, entre las comunas de San Fernando, Requínoa, Quinta de Tilcoco y Graneros. Resultando ganador este último equipo.

Máximo Aliaga, kinesiólogo y asesor del Programa de Rehabilitación y Salud Respiratoria de Atención Primaria (APS), explicó el rol del Servicio de Salud O´Higgins en esta práctica deportiva. "Ello está centrado en coordinar estas actividades, en conjunto con un equipo gestor conformado por diferentes profesionales de los Centros de Rehabilitación, que apoyan esta actividad y la llevan a cabo. Nosotros instamos a la comunidad a participar. Tenemos que sacar la cara por estas personas en situación de discapacidad, para hacerlos visibles y darles el apoyo que necesiten. Además, va ligado al área de la rehabilitación y la mayoría de los participantes son usuarios de los Centros Comunitarios de Rehabilitación de la Red Asistencial de O´Higgins".

Por su parte, Francisco Santibáñez, kinesiólogo del Centro Comunitario de Rehabilitación de Requínoa, apuntó que "La idea de generar estos espacios es fomentar la participación e inclusión de las personas con discapacidad. Asimismo, es parte de las metas que se deben cumplir, en materia de inclusión social. Hasta hace muy poco no existían deportes para personas con discapacidad de forma masiva. Esto se viene implementando hace 4 años, donde todas las comunas, y todos los CCR han desarrollado este deporte para que las personas no videntes, con discapacidad física o psíquica, puedan sentir emociones que no las sentían antes. Permite que las personas se integren a un grupo y conformen redes de apoyo para hacerse parte de una sociedad que muchas veces no los comprenden".

Cabe consignar que el juego de boccias es una actividad sumamente inclusiva, en la cual cada equipo de 6 participantes debe lanzar las boccias de su color, azul o rojo lo más cercano posible a la boccia blanca que se encuentra en el centro de la cancha./