Elecciones de nuevo Presidente (a) y Secretario (a) Convención Constitucional

Columnas y Artículos

Y a pesar de todas las voces que transmitían inicialmente más dudas que certezas respecto a la conformación de la Convención Constitucional primero, y el cumplimiento de sus objetivos y plazos, después, a lo menos tuvieron una mirada o cálculo sesgado, o simplemente no valoraron su importancia en su formación del presente, ni menos el valor del futuro. Naturalmente estos aspectos luego se olvidan porque se camina siempre hacia adelante. (En buena hora).

Los reconocimientos siempre tienen un tiempo en la valoración pública general, pero es la perspectiva histórica y no la coyuntura de la opinión pública, donde finalmente se estaciona ese reconocimiento.

El futuro mirará con ojos más claros y tranquilos lo que ocurrió en el pasado, ausente de la efervescencia, la crítica veloz, o la intencionalidad pactada resumida en acuerdos más políticos sectoriales, que analíticos y consensuados para el beneficio ciudadano de hoy y de treinta o cuarenta años más.

Aparecen las distintas caras de la historia; las que reconocen, las que niegan, las que condenan, las de las meas culpa; en definitiva, la sumatoria de miradas diversas que conforman la heterogeneidad humana.

Creo que será lo que ocurrirá naturalmente con la Primera Directiva de la Convención Constitucional, principalmente con su Presidenta y Secretario Ejecutivo, Elisa Loncón y Jaime Bassa, respectivamente, quienes terminan su período al frente de la Convención.

Todo ha indicado que no es lo mismo "Chana que Juana", suena parecido, pero no es lo mismo. Vale decir, aquellas sonajeras que ha mostrado muchas veces la prensa relativas a profundos desencuentros, rencillas e incluso malos tratos, no han tenido en la realidad de la convivencia interna, tales ribetes. Por el contrario, los encuentros siempre han superado a los desencuentros, y como nos indica la Desiderata: "... y sea que te resulte claro o no, indudablemente el Universo marcha como debiera..."

Elisa Loncón y Jaime Bassa, y todos los Constituyentes, llegaron a vivir y no tenían en la casa las mínimas condiciones para ejercer uno de los trabajos más importantes de nuestra historia, "Construir una nueva Constitución para Chile y los chilenos". Ahora deben sentirse tranquilos y orgullosos, a pesar de todas las dificultades que les instaló un presente débil, tendrán sin duda un especial espacio en nuestra historia futura por haber sido artífices en la construcción de los cimientos para la convivencia jurídica de nuestro país.

Iniciamos un nuevo año. En camino una nueva Constitución, un nuevo Presidente elegido por amplia mayoría asume en dos meses más, la pandemia ha sido administrada al parecer debidamente. ¿Cuál debiera ser nuestra esperanza? La respuesta se la dejo a Max Ehrmann..." aún con todas sus farsas, penalidades y sueños fallidos, el mundo es todavía hermoso. Se alegre. Esfuérzate por ser feliz".

Germán Muñoz Castillo
Profesor

Rancagua

33°

Soleado
San Fernando

34°

Soleado
San Vicente

35°

Soleado
Pichilemu

18°

Soleado
Santa Cruz

34°

Soleado