Chile demostró una vez más que el único camino que se debe respetar es el de la democracia

Columnas y Artículos

Debemos, como chilenos, ser vigilantes y asegurar que esa democracia madura y que tanto nos ha enorgullecido durante tanto tiempo, perdure y se fortalezca, se respete la separación de poderes, escenario básico para el progreso de la Nación.

Usted como elector eligió al candidato que deberá guiar nuestro destino por los próximos cuatro años.

Tal como habíamos dicho fue a temprana hora del domingo 19 de diciembre de 2021 que supimos quien será el próximo presidente de Chile.

No obstante, se debe recordar que, según nuestra Constitución, el Tribunal Calificador de Elecciones tendrá dentro de los treinta días siguientes a la votación, calificarla y proclamar al vencedor.

Luego, el Tribunal Calificador de Elecciones comunicará de inmediato al Presidente del Senado la proclamación de Presidente electo que haya efectuado.

El Congreso Pleno, reunido en sesión pública el día en que deba cesar en su cargo el Presidente en funciones y con los miembros que asistan, tomará conocimiento de la resolución en virtud de la cual el Tribunal Calificador de Elecciones proclama al Presidente electo.

En este mismo acto, el Presidente electo prestará ante el Presidente del Senado, juramento o promesa de desempeñar fielmente el cargo de Presidente de la República, conservar la independencia de la Nación, guardar y hacer guardar la Constitución y las leyes, y de inmediato asumirá sus funciones.

Queridos amigos, la democracia debe ser la guía de nuestros actos, existen siempre en las segundas votaciones dos visiones diferentes de lo que se quiere y espera para un país.

Nos corresponde a todos los Chilenos, en particular a aquellos que votaron por el candidato que no resultó vencedor, ser vigilantes de los actos de la autoridad. En definitiva, representar a esa fuerza, no menor, de ciudadanos que creían que nuestro país debía seguir un camino diferente.

De hecho, el candidato que no resultó electo obtuvo un poco más de 3.600.000 votos, cantidad similar a la que obtuvieron los candidatos vencedores en segunda vuelta desde el año 1999.  

Haciendo recuerdo de anteriores columnas habíamos adelantado que, al tratarse de resultados muy ajustados en la primera votación, en esta segunda votación concurrirían a sufragar más electores. Pues bien, así fue, en esta segunda votación concurrieron un poco más de un millón adicional de votantes en relación con la primera votación general.

Este escenario lo habíamos vivido en la segunda votación del año 2013, donde concurrieron a las urnas un poco más de un millón de votantes adicionales en relación con la primera votación. Resultó electa en segunda votación la expresidenta Michelle Bachelet Jeria.

En cuanto a los resultados, éstos estuvieron dentro de lo esperado para este tipo de votación, resultando el elegido con un poco más del 55 % de los votos válidamente emitidos, en forma preliminar; recordemos que sólo son resultados del tipo provisorio en espera de la calificación.

En este punto se debe recordar que la calificación del Tribunal Calificador de Elecciones, históricamente, sólo ha generado ajustes menores que en nada han afectado los resultados finales.
Si algo se debe resaltar de estas votaciones, es lo que habíamos adelantado en columnas anteriores, cuando los electores ven que lo que está en juego es tremendamente importante para nuestro país, concurren a sufragar, sin imposición, sin obligación o penalización.

De un padrón definitivo de 14.959.956, sufragó un poco más del 55% de los electores habilitados.

Este debe ser un mensaje claro para aquellos que abogan por el retorno del sufragio obligatorio, corresponde a las fuerzas políticas encantar al electorado para que éste concurra a las urnas y no mediante una imposición legal, que puede provocar un efecto insospechado sobre los resultados.

Este pasado domingo un poco más de 8.300.000 electores le han dicho a la autoridad que no necesitan una imposición para concurrir a las urnas, sino que requieren de un incentivo, un encanto, un por qué, un para qué.

Estimados lectores seguramente, estaremos conversando de esos temas en futuras columnas, examinando pro y contras de una medida de fuerza cual es obligar a un ciudadano, primero a ser elector, y luego a ser votante.

Ojalá las nuevas autoridades reciban este mensaje fuerte y claro que la ciudadanía les ha enviado y evalúen en su mérito la idea de volver al sufragio obligatorio y penalizado.

Esperamos, querido lectores poder seguir aportando desde estas columnas para lograr actos como el que se ha vivido el pasado domingo, una verdadera fiesta de democracia, en donde el candidato vencido obtuvo una cantidad de sufragios similar a la que obtuvieron los vencedores en el pasado. Esto último nos debe mover a reflexión.

CARLOS SILVA HERNÁNDEZ
DIRECTOR DIARIO SEXTA REGIÓN

Rancagua

33°

Soleado
San Fernando

34°

Soleado
San Vicente

34°

Soleado
Pichilemu

18°

Soleado
Santa Cruz

34°

Soleado