Sidebar

Menú

CARTA AL DIRECTOR

Columnas y Artículos

Sr.
Carlos Silva Hernández
Director Diario Sexta Región
Presente

De mi consideración, Ref.: Situación Vía Local Poniente, Salida Norte

Siempre antes de hacer algo, debemos utilizar el raciocinio, el conocimiento, la experiencia, evaluar los beneficios y estimar los daños o pérdidas que se pueden obtener. Esto para no gastar recursos en algo que pueda resultar inservible o con pérdida de dinero que se pueda usar en algo más positivo y se da en la mayoría de las decisiones que debemos tomar día a día aunque a veces sin siquiera darnos cuenta. Más preocupación debemos tener cuando involucramos nuestro escaso dinero y en mayor grado si se utilizan recursos dados con nuestros impuestos.

Al parecer esto no ocurrió con la instalación de resaltes en la Vía Local Poniente, Salida Norte de San Fernando hacia El Tambo, cuya velocidad permitida en el sector es de 50 km por hora..

Se instalaron allí, como reductores de velocidad, 6 zonas con resalte para tres cruces de paso de ciclistas que transitan por la ciclovía y cada zona tiene 8 sectores con 10 resaltes cada una, lo que indica un tramo bastante amplio

La buena idea pudo ser proteger a los ciclistas, cosa absolutamente valida, necesaria, justa.

Pero, lo hecho va en la dirección contraria. Dada las características de los resaltes, se puede observar que estos no son los adecuadas ya que a la velocidad permitida (50 km/h) o menor, se produce una alta y desagradable vibración en los vehículos, que no cumple con el objetivo de facilitar el tránsito con seguridad sino que es una obstrucción al trafico normal y más bien una perturbación al paso de los vehículos, desfavoreciendo también la seguridad de los ciclistas.

Que ocurre. Muchos automovilistas optan aún bajo cierto riesgo, utilizar la vía contraria, usar un sector de la pista contraria o aumentar velocidad muy por sobre lo permitido para reducir el efecto que provocan tales resaltes.

Obviamente dichos resaltes, están fuera de norma, lejos del sentido común, son de muy mal gusto por su efecto y por la excesiva cantidad instalada.

Para las condiciones de tráfico del tramo considerado, parece una aberración, ya que el paso por dicho lugar exaspera el estado de ánimo, es decir, afecta la salud mental ya maltratada por efecto del Covid.

Vale la pena pedir entonces que se corrija el mal hecho no a la brevedad sino que inmediatamente y no esperar que ocurran accidentes en el sector, se continúen dañando los vehículos y lo peor, la provocación de exasperación de los conductores.

No dejemos que aquí ocurra como el "Lomito" dejado por tanto tiempo en el cruce, con semáforo, O'Higgins con Los Palacios (tanto cuesta eliminarlo?)

No nos demoremos en resolver estos problemas sencillos que son como "piedra en el zapato", porque dejan la sensación de que tampoco somos capaces de resolver problemas mayores lo que de por si seria humillante.

Agradecido
atte.

Daniel Chavez Donoso
Mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
San Fernando, 15 de julio de 2021

Incl.: Fotografías del lugar