Sidebar

Menú

La profundización del olvido y el crecimiento de la expectativa…

Columnas y Artículos

El éxito tiene muchos padres, el fracaso es huérfano…

El triunfo siempre supone una mirada de futuro donde todo se ve positivo, y lo pasado, aunque bueno o muy bueno, ya no mantiene la importancia que tuvo. Entonces se inicia un caminar en círculos, pierde el valor lo pasado, y se sobredimensiona la expectativa del futuro. Se entiende lo anterior en la normal perspectiva de que las personas siempre esperan un futuro mejor; y como dijera una vez Drago “la esperanza no se extingue”.

El fácil olvido del pasado, y la sobrevaloración del futuro, no contiene un equilibrio necesario que ha estado presente en la historia que nos recuerde el universalmente concepto “de que la historia estudia los hechos del pasado, para comprender el presente y proyectarse al futuro”.

Hace solo unas semanas atrás que se realizaron las elecciones, donde entre otras autoridades se eligieron los alcaldes. Sobre el punto una observación recurrente y un pronóstico desde la verdadera experiencia: se encamina el olvido a lo realizado por el alcalde derrotado y se eleva la expectativa de que el triunfante vendrá a reparar todo lo malo del anterior. Vale decir “el reconocimiento al valor del otro nunca está muy presente en nosotros, y lo menciono como falencia humana casi universal”.

Los que asumen pregonan con énfasis que contratarán auditorías externas esperando que les digan que su antecesor malgastó los dineros, que hizo favores o robó con descaro. Así mismo le asiste una velada intención de que las obras realizadas por su antecesor no sean el centro de observación; por el contrario, las auditorías las invisibilizarán. Así, el aspecto económico nuevamente se pondrá por sobre “la importancia de las obras”.

Ocurrirá en aquellas comunas donde hubo cambio de alcalde. Nancagua es una de ellas. A razón de valorar parte de la obra histórica de Eduardo Escanilla Gaete como Alcalde de nuestro pueblo, y como una sencilla forma de agradecer sus esfuerzos al servicio de su gente, recordaré algunas de sus obras: Pavimentaciones de Prolongación Avda. Armando Jaramillo, Avenida Diego Portales, variados Pasajes; Avenida Principal de Cunaco y pasajes; Reposición del Teatro Municipal, construcción de Sedes Sociales en distintas localidades, Multicanchas, fomento de Talleres Artísticos, Deportivos y Culturales; promoción de Fiestas representativas como la Fiesta de Nancagua, Fiesta del Chancho y tantas otras. Además, deja encaminados variados proyectos que beneficiarán a la comunidad nancagüina, como el Polideportivo en Cunaco, Remodelación Parque Municipal, Ampliación Cementerio, Construcción Piscina Pública, Mejoramiento Estadio Municipal, Reposición Posta Salud de Puquillay Bajo, y muchas otras.

Asumirá como nuevo alcalde de Nancagua Mario Bustamante Salinas; una buena persona, joven, bien intencionado, nancagüino, con un positivo programa, conoce el pueblo, es amable. Debiera tener éxito y se lo deseo como un habitante del pueblo.

Mucha suerte para los dos. A Mario “que siga creciendo”, a Eduardo que “siembre futuro”; y a la gente, que recuerde a Borges en su sentencia: “El Candidato hace todo lo que debe, pero cuando es electo hace solo lo que puede”.

German Muñoz Castillo