Cuando una amiga se va....

Columnas y Artículos

Nunca pensé en despedirte amiga, nos quedaron muchas juntas y conversaciones pendientes, la receta de la leche de tigre, las machas a la parmesana, un sour y un vinito. Pasan las horas y me es difícil asumir que ya no escucharé tus palabras de aliento, tus buenas vibras y tus risas....quien va a cantar en la cena de Agrosuper?, que don tenias con tu voz!!.....debo decir que la escuche muy poco....

Escribo estas palabras, porque me lo pidieron.....no es fácil, recuerdo el día que me llamaste y me contaste la mala noticia....desde ese día tengo un nudo en la garganta y no dejé que mis emociones fluyeran, porque no quería perder las esperanzas y que esto sólo fuera un mal momento....ya tendríamos tiempo de conversarlos largamente, como nos gustaba y ver todas las aristas de ese proceso y sacaríamos todo lo bueno de esto y serías una mujer aún mas fuerte y agradecida. Así eras tú.

Tu partida me deja con mucha pena, fue muy rápido, muy repentino... te extrañare muchísimo, no solo yo, muchos amigos que hiciste a lo largo de tu vida, deberemos acostumbrarnos a seguir sin ti y créeme que será difícil.
Yo me quedaré con todas esas tallas y risas.... Esas palabras de amiga que siempre tenias para mi cuando no estaba muy bien, esa que me decía que me podía comer al mundo....

Lore....sé que estas descansando y se que tu padre te recibió, eso me deja más tranquila, se lo mucho que lo extrañabas, por fin están nuevamente juntos....amiga, lo hiciste bien, muy bien, fuiste una gran mujer y una estupenda amiga, una excelente profesional y una muy querida tía.

Un abrazo y mis deseos de consuelo para tu madre, hermana y hermano...

Aunque las lagrimas inundan mis ojos, mi recuerdo es tu cara sonriente, esa que también hacías con tus lindos ojos...

Lore, amiga, descansa en paz.....ya nos volveremos a ver.

Carolina Pérez Araya