Las AFP: lo que defiende la derecha y su gobierno

Columnas y Artículos

El miércoles 15 de julio volvieron a sonar fuerte las cacerolas en distintas ciudades de Chile. Sin embargo, esta vez había una diferencia: el ruido no era de protesta, sino de celebración.

Tras ser despachado por la cámara de diputados, el proyecto de reforma constitucional que permite retirar el 10% de los fondos previsionales desde las AFP en este período de emergencia, el pueblo de Chile ha celebrado este paso que permitirá a las familias chilenas afrontar de mejor manera los efectos de la grave crisis sanitaria y social. La iniciativa será ahora revisada por el Senado en su segundo trámite legislativo.

Es importante mirar un poco más allá y revisar las causas que impulsan a Sebastián Piñera, a su gobierno, a los partidos de derecha y al gran empresariado del país a alinearse para impedir que este proyecto de ley sea realidad y [email protected] [email protected] puedan hacer uso del 10 % de sus fondos previsionales en este período de emergencia.

El discurso oficialista habla del daño que este retiro de fondos causaría en las futuras pensiones de los afiliados, pero la gente no ve una amenaza en ello, porque ya saben que el sistema de AFP no funciona y este argumento tiene poco peso cuando observamos que el efecto en las futuras pensiones será de entre $2 mil y $20 mil para la mayoría de las personas que hoy tienen entre 25 y 60 años, según datos de la fundación Sol. Las AFP pagan pensiones bajas, muchas veces de miseria y esto continuará igual con o sin retiro del 10%.

Se habla también del gasto de fondos del presupuesto nacional producto de esta medida, pero esto tampoco tiene mucho asidero, si vemos que hoy más del 70% de lo que el país gasta en pensiones lo paga el estado y las AFP aportan solo un monto cercano al 30%.

Tal es el fracaso del sistema de AFP, no paga pensiones dignas ni evita el gasto de recursos del estado.

"De 100 pesos que reciben las AFP, 30 pesos los usan para pagar pensiones y el resto se acumula, por eso el fondo siempre va aumentando, y actualmente suma el equivalente al 80 por ciento del PIB de Chile. Es un fondo enorme del que dependen la banca, el retail y los supermercados. Las grandes fortunas se financian con ese capital, hacen sus negocios, y prestan dinero a los mismos trabajadores, cobrándoles intereses más altos", explica la destacada periodista nacional Alejandra Matus.
Esto es lo que con tanto esfuerzo defienden los partidos de la derecha, el presidente Piñera y su gobierno, no son los intereses del país ni los de los trabajadores.

Es importante, ahora, tener en cuenta que el avance que este proyecto ha logrado a la fecha se debe a la presión social y a la movilización popular producto del amplio consenso que concita, esto por la necesidad de recursos para enfrentar la pandemia que tiene gran parte de la población y al desprestigio que ha acumulado el sistema de AFP. Esta presión ha permitido alinear a la oposición y conseguir los votos de algunos representantes de la derecha que han sentido la presión ciudadana y apoyado esta demanda popular

Seguirá siendo importante que nos mantengamos atentos y movilizados apoyando este proyecto, de lo contrario aparecerán dilaciones, indicaciones de algunos senadores -incluso de oposición como Lagos Weber- defensores del sistema para dificultar o retrasar el retiro de los fondos o gravarlos con impuestos.

El pueblo de Chile ha sido el gran protagonista, ha derrotado hasta ahora toda la campaña de mentiras, de terror financiero, de terror político que han desatado las AFP y los grandes empresarios, se ha abierto una pequeña fisura en la defensa monolítica que sostiene todo el sistema neoliberal y que muestra que es posible, con unidad y movilización social, generar los cambios que el país necesita para mejorar la vida de sus ciudadanos y por los que viene luchando desde hace mucho tiempo, pero de manera clara y ascendente desde el 18 de octubre de 2019.

Gabriel Rojas Oyarce
Contador Público y Auditor
Licenciado en Auditoria.
Dirigente PC San Fernando.