Memorias sobre un Docente

Columnas y Artículos

Héctor Flores Donoso nos dejó en los últimos días del mes de abril en forma bastante inesperada...

Justo en la mañana pasé frente a su casa en calle Negrete frente al Hospital, quise pasar a verlo y saludar, pero pensé: "otra vez será, cuando todo esto pase y sea más seguro.... ahora sé que no será así nunca más... porque el destino tenía preparado justo hoy cerrar la última página de su vida.

Se apagó la luz de sus ojos y cayeron hojas y más hojas en este otoño.
Escucho su voz en una entrevista que le hice el año pasado, en la cual me relata sus primeros años de docente, de cuando salió de la Escuela Normal de Curicó y su primera comisión fue en 1956,  con tan solo 19 años de edad, en la Escuela de Polonia. En esos años era director Washington Venegas. 
Esa mañana de neblina partió temprano desde San Fernando en su bicicleta hasta el sector rural de Polonia por la única vía que tenía la 5 Sur. 
Cuando ya se había presentado al director partió a presentarse a sus alumnos. 
Justo en esos momentos un temblor sacude el añoso inmueble de adobe....y alarmado conmina a los alumnos a salír al patio, pero contra toda lógica ellos rien descontroladamente....
Sin entender que es lo que pasa al poco tiempo se ve por los ventanales del aula nubes de vapor y humo negro de una mole negra que avanza cubriendo en la penumbra todo a su paso.
Es una locomotora Mikado  que encabeza un tren de carga... 
En sus propias palabras: " fue así como tuve mi primer día de clases en esta Escuela rural visitada por tantos temblores al día"....pasa que estaba pegada a la línea Ferrea en el cruce de Polonia".
Mas tarde es enviado a la Escuela 8 en calle Rancagua entre Yumbel y Tres Montes para hacer otro remplazo. Curiosamente el patio trasero también daba con ferrocarriles esta vez con la Estación de San Fernando.
De ahí lo envían a San Gregorio, cerca de Cunaco en 1957. La escuela son solo 2 salas muy simples.
Comparte el espacio en Cunaco con sus colegas y viaja en bicicleta a San Gregorio todos los días...
Ahí enferma grabemente de gripe aviar... padece 15 días en cama con un pie adentro del cajón...
En Chile mueren más de 2.000 personas en esos años....el fue uno de los que se salvó.
Cuando se recupera lo nombran profesor y director a la vez...
En 1958 con tan solo 21 años de edad se casa....y es trasladado a Placilla por cerca de un año, además llegan los hijos....
El director Luis Ávila pide su traslado a la Escuela de la Cárcel Pública y a don Héctor lo nombran director profesor de la Escuela de Por es Nada....
El edificio era tan precario como los anteriores, pero está vez es de dos pisos que se movían enteros al subir por la escala...
En aquellos años el profesor no solo debía educar sinó además hacer de papá y mamá de muchos niños rurales, también cocinar para todos cuando era necesario, además de ser doctor.
Como se ve la educación para el profesor de campo era prácticamente un apostolado...
Con el pasar de los años llegó a San Fernando a trabajar en la Escuela Hogar y siempre sus ímpetus de hacer más de lo necesario le valieron muchos regalos de la vida...
El junto al inspector el profesor Luis Soto crearon 1968 el Himno de la Escuela Hogar que se canta hasta hoy.
don Héctor hizo la letra y don Luis la música. Además ahí se dió pie a todo tipo de creatividad ya que surgieron un sin fin de ideas en torno al teatro...
El vínculo fue tan estrecho entre alumnos, apoderados y profesores que todo el mundo participó en hacer un sin fin de obras cociendo trajes, haciendo escenografía, aprendiendo diálogos..  etc...
Fue gracias a don Enrique Neiman, que vió este trabajo, que se montó en el Gimnasio Techado con mucha más tecnología de la que contaban en la Escuela Hogar, ya que el escenario que usaban antes eran colosos traídos del Fundo la Palma y los reflectores eran la luz de los postes de la calle...
Acá fue más producido y con mucho más público...
Esa noche estaba el Negro Giménez, Pepe Ferrari entre otros artistas sanfernandinos...
Fue bonito un lindo recuerdo....
Es así como don Héctor relata sus recuerdos y es así como la vida lo fue premiando con el aprecio de todos quienes lo conocieron por su labor docente y literaria....
Incluso cuando llegó la dictadura y al ser marginado de los colegios de la Comuna, Regina Rollo fundadora del Colegio Hans Christian Andersen le dió unas horas como prefesor de educación Física en su Colegio.
Miré le dijo: "yo sé de sus pensamientos políticos, pero eso a mí no me importa, lo que me importa son sus capacidades profesionales y mientras usted haga eso todo lo demás está bien..."
Otra persona que se portó muy bien con el fue  el profesor Juan Molina Arriagada posterior Alcalde de San Fernando quien lo defendió y le dió ubicación....
Pero sus días fueron muy negros en ese tiempo por eso ejerció diversos oficios: como el de vendedor viajero en su fiel Peugeot 404  por los campos de la zona central... 
Estuvo en un astillero en dique seco en Llolleo donde fabricaron lanchones que después tenían que ir a votar al mar a 2 kilómetros de distancia... 
Fue apresado y torturado en reiteradas ocaciones por sus pensamientos políticos, afortunadamente no corrió la suerte que muchos colegas como Justino Vázquez del cual nunca más se supo cuando venía a trabajar a la escuela de Polonia paradojicamente...
Siempre en forma paralela don Héctor sintió ese irrefrenable deseo de escribír su sentir, sus pensamientos, su ideas.. todo esto cuajó en poemas y canciones como:  El mirlo en el maitén, creación suya con la música de la profesora normalista María Eugenia Cádiz ( ese mirlo y ese maitén son los que se ven desde la actual oficina del director de la actual escuela de Polonia)
En ese sentido creador fue un motor innegable junto al profesor Lara en refundar el Pablo Neruda de San Fernando, institución que por años llevó cultura a los lugares más apartados de la región....
En el Pablo Neruda tiene a su haber la realización de un concurso inneterrumpido de cuento y poesía año a año...
Tres ediciones de libros sacando a la luz los trabajos de todos los participantes en ellos y como gran mérito el haber realizado Encuentros Nacionales de escritores aquí en San Fernando, algo que no se veía desde los tiempos de Enrique Neiman,  Juan Danus y José Vargas Badilla quien era presidente de los Afines en esos años de 1964....
Ideas hubo muchas como: conciertos de piano, obras de teatro y  la lluvia de Poesía para el Centenario de Neruda en 2004. Esto  nació junto a Alfonso Peña director de la Casa de la Cultura...y así año a año  fue tomando mucho vuelo hasta que una vez lo hicimos con los chicos participantes de la Escuela N° 2 abordo del Tren del Vino, un servicio histórico a vapor que éxitio hasta 2010.
En aquella ocasión llegar más de 12.000 poemas escritos a mano...
En fin, don Héctor fue en vida un gestor cultural como no se recuerda otro, donde lo imposible era posible....
...se le debe mucho y le debemos mucho.
También fue un profesor excepcional como pocos de los que se tenga memoria.
Como él ya no hay...de esos que no solo educaban, sinó que escuchaban con sabía paciencia y daban el consejo justo...
Extrañaremos sus sabías palabras maestro
Descanse en paz.

DANIEL OSORIO LIZANA
Centro de Extensión Cultural Pablo Neruda y Centro de Extensión Cultural Libre Arte de San Fernando