Junta Electoral de Cardenal Caro

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Junta Electoral Colchagua

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Junta Electoral San Vicente

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Propósito histórico de la educación parvularia

Columnas y Artículos

Señor director:

A propósito del proyecto de ley de Sala Cuna Universal, cuyo foco es la inserción laboral femenina, hacemos un llamado a no perder de vista el propósito histórico de la educación parvularia en nuestro país, que ha sido contribuir -más allá del cuidado- al bienestar, aprendizaje y desarrollo integral de niñas y niños menores de 6 años, siendo la sala cuna el primer nivel de este ciclo educativo.

Para asegurar esto, nos parece clave la existencia de equipos educativos compuestos por educadores y educadoras de párvulos debidamente capacitados para fomentar habilidades, conocimientos y actitudes desde una visión completa del ser humano.

Son estos y estas profesionales -en conjunto con las técnicos en párvulos- quienes a partir de su profundo entendimiento del desarrollo infantil, la didáctica, la pedagogía y los conocimientos específicos, preparan ambientes que generan aprendizajes significativos, contextualizados y pertinentes, involucrando a las familias como primeros educadores.

Si el camino para permitir el desarrollo pleno de las mujeres a través de la inserción laboral incluye encontrar espacios que velen por las niñas y niños, como sociedad tenemos el deber de asegurar que estos espacios sean reales potenciadores de bienestar, desarrollo y aprendizaje, de lo contrario corremos el riesgo de hacer un daño a las infancias que podría tener un alto costo para nuestra sociedad.

Marcela Marzolo

Directora ejecutiva

Fundación Educacional Oportunidad

Rancagua

22°

Soleado
San Fernando

23°

Soleado
San Vicente

19°

Soleado
Pichilemu

16°

Soleado
Santa Cruz

23°

Soleado